Eres Reina

Socio N° 5910

Datos de contacto

Sitio Web

Córdoba

Accesorios

Sobre Eres Reina

Eres Reina , es una empresa ubicada en Córdoba . Socio número 5910 de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico , dentro del rubro de Accesorios .


¡Hola! Mi nombre es Laura y esta es mi historia. Soy una apasionada por la moda y todo lo que sirva para embellecernos. Soy asesora de imagen y está en mi esencia asesorarte con tu look. ERES REINA surgió luego de la llegada de mi primer hijo, por el cuál renuncie a mi trabajo de toda una vida y me empujo a abordar por completo mi sueño, el de emprender. Te puedo contar que soy mamá de un niño de 3 años y otro viene en camino, casada, recibida en informática de gestión, asesora de imagen. Pero sinceramente me parecen relleno. Lo único importante es que sepan quién está detrás de cada accesorio. Al fin y al cabo, no nos definimos por lo que tenemos sino por nuestra esencia. Me considero una mujer fuerte, con mucha energía que encara cada cosa con mucha pasión y amor. Así comenzó esta linda historia… Una mañana me desperté con la idea de que tenía que vender pañuelos, que el nombre de mi emprendimiento debía ser ERES REINA, y que los colores de mi marca serían celeste y rosa. Les cuento que soy una persona muy creyente y tengo la certeza de que este sueño me lo regaló la Virgen De La Paz de Medjugorje (virgencita que siempre me acompaña) Para mi sorpresa, tiempo después de comenzar con el diseño de la marca, descubro que mis colores, son sus colores. Así que estoy totalmente agradecida por este maravilloso regalo. Ofrezco mis productos desde mi showroom ubicado en la ciudad Rio Cuarto a todo el país. (Ciudad que me adopto desde hace poco más de una década,) Me encanta poder compartir mis gustos y poder ayudarlas a completar sus looks, darnos gustos, hacernos mimos o mejorar nuestra imagen, una maestra me dijo una vez, “La imagen importa, y no hay una segunda impresión”. Para mí la vida no es sin pasión ni esfuerzo. Me motiva ir siempre un poquito más, saber que siempre se puede. Si bien no me gusta equivocarme, entiendo que también es parte del crecimiento. No hay aprendizaje sin errores ni malas decisiones. ¡Siempre para adelante!